Eduardo Vergara : Violencia y política

Una serie de actores políticos han salido nuevamente a condenar la violencia. Mientras el Gobierno y el oficialismo apuntan con el dedo a la oposición por no hacer lo suficiente, esta salió en coro para evitar las dudas. Se ha intentado instalar que los líderes políticos tienen poder para frenar la violencia por medio de condenas públicas y que cuando se omiten son responsables. Si bien la condena a la violencia es necesaria, demostró ser absolutamente insuficiente y una señal más de la desconexión de las élites con el momento que vive Chile.